sábado, 25 de diciembre de 2010

A propósito...

La navidad es una buena época para los buenos propósitos. Los empresarios que fueran a la misa del gallo habrán elevado a las alturas  el propósito de acabar con la crisis, contratar a los desempleados que desemplearon, conseguir menos beneficios, pensar más en el país y menos en la patria, pagar impuestos por todos los beneficios, hacer facturas con iva, pagarlo, enviar menos dinero a los pobres de Suiza... Los políticos (católicos apostólicos romanos) habrán tenido el propósito de devolver el 5% a los funcionarios, gastar el dinero en lo que dicen en los presupuestos que se los van a gastar, hacer que la igualdad sea igual para todos, a no crearnos problemas que bastante tenemos ya con los nuestros, a prometer sólo lo que sean capaces de cumplir... Los banqueros el de mover el dinero en la dirección contraria a la que lo hace... que -coño un día es un día-. El señor presidentedelbancocentraleuropeo,  que hay europeos que vivimos al sur de todas partes, que el dinero "pa qué lo quiere". La señora Merkel hacer calceta... con todos mis respetos para la calceta.
Los trabajadores, los parados  y los funcionarios también tendrán propósitos... pero esos que los piensen los empresarios, los políticos, los banqueros, el tipejo ese que no se como se llama, y la señora Merkel... que seguro que se les ocurre alguno.

2 comentarios:

~ Rodrigo Malaventura ~ dijo...

Pues yo pienso que,... que,... bueno mejor os dejo esto, mi Señor:

Cambalache

Gestos a proposito variados.

Luis Antonio dijo...

Algunos nos conformamos con sobrevivir junto con los más allegados...