viernes, 27 de marzo de 2009

Por un bloguero muerto en Irán

Los políticos son servidores públicos. Cuando alguien decide dedicarse a la política lo hace por vocación de servir a su país. El país, la patria NO es un trozo de terreno más o menos grande con recursos materiales, riquezas y materias primas. La Patria, con mayúsculas, ES el conjunto de personas que viven en ese lugar.
Limitado por fronteras artificiales por cuestiones históricas -conquistas guerreras, casi siempre- con las muertes de los subditos de reyes o caudillos visionarios o ambiciosos de poder y dinero (que los reyes y caudillos nunca mueren en la batalla, alguien tiene que quedar para poder disfrutar de sus victorias y conquistas). De esos todavía quedan muchos en nuestra "bolita común". Luego, curiosamente, no temen lo que los ciudadanos hagan o de qué vivan, sino que lo peligroso, al parecer, es lo que digan, y son tan peligrosos que pueden incluso pedir derechos humanos, qué se habrán creído. Y claro tienen que ir a prisión. ¿No tienen bastante con vivir en un maravilloso país temeroso de dios donde deberían agradecer todos los días a sus dirigentes que les permitan vivir?.
En nuestros paises democráticos no son mucho más diferentes. Los dirigentes políticos se creen dignos de servidumbre popular, se olvidan de quién los ha elegido y para qué. Nos otorgan derechos fundamentales: como el de manifestación y de expresión, pero que no les ofendamos, que no se lo merecen, que no lo van a permitir, que ellos nos gobiernan por nuestro bien y nuestro bienestar.
Pues no, no están para gobernarnos, están para administrar los impuestos y dar servicios al ciudadano, garantizarles que vivan en paz, para impedir que nadie les explote, ni les time, para que prosperen y hagan grande a un país que son sus gentes. Que ejerciten su libertad, para garantizarla a todos en general... y que no se crean imprescindibles, lo son al mismo nivel que el resto de nosotros.

14 comentarios:

Menda dijo...

¿Sabes lo peor?
Que los elegimos nosotros.

Naveganterojo dijo...

Es curioso, no nos temen cuando gritamos en las manifas, no nos temen cuando amenazamos con huelgas generales, nos temen cuando ejercemos nuestro derecho a HABLAR, a expresarnos en libertad, entonces es cuando mas nos temen, cuando un ciudadano cualquiera decide enfrentarse solito al sistema y comienza a hablar, entonces es cuando los que mandan tiemblan.
La muerte de este hombre en Iran, lo demuestra.
Salud y republica

LA CALLE VACÍA dijo...

Creo que lo que dices es lo que debería ser, lo lógico y lo que todos esperamos tener pero de ahí a lo que tenemos….solo hace falta encender las noticias, coger un periódico, pasear por cualquier ciudad para darse cuenta de lo que realmente hay.
Un abrazo

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Aún así es peor cuando se eligen ellos solos.

Logan y Lory dijo...

Poco mas hay que añadir a tu texto, Orientador y uno se pregunta si tenemos los políticos que nos merecemos o son ellos los que no nos merecen a nosotros.

La voces como las de este chico, no callarán, porque a él le sucederán otros y otros, y ese sueño del político dictador de cabalgar sobre un pueblo ignorante y callado se terminará, porque por suerte, cada vez somos menos ignorantes y menos callados.

Un abrazo.

Carmine dijo...

Estoy con todos vosotros. Carmen.

Alfonso dijo...

Hombre, en España, con no votarlos, ya van a la calle. El problema de los políticos en España es que se creen eternos, y no es así. Son finitos. Aunque les parezca mentira.
ESo sí, es mucho mejor esto a como dices, que se pongan ellos solos. Que ya tuvimos aquí cuarenta años que pa qué.

Marga Fuentes dijo...

¡Qué horror! Pobrecito. Pero no nos callaremos.
Un abrazo,

la jardinera dijo...

Yo creo que la política es tan miserable, que a excepción de los que ya conocen cómo se está de bien sentadito en el "sillón", fuera hay muy pocas ganas de montarse al carro, de tirar p'adelante, hay pocas ganas de politiquear. Esos años buenos de política ya murieron. ahora solo hay ganas de ocupar "asiento" y cobrar.
Los que están no deben estar muy mal porque se dan de hostias por seguir ahí, ¿no os parece?

Besos desde el jardín,

Marinel dijo...

Absolutamente de acuerdo con todas y cada una de tus palabras.
Y me avergüenza enormemente la clase política que tenemos, porque los elegímos nosotros pensando en que nos darían todo aquello de lo que tú hablas, y no es así jamás.
Con el tiempo, nos damos cuenta que todos ellos son exactamente iguales de defectuosos,de prepotentes e insanos...
Lo de este hombre, es un claro síntoma de lo mal que rueda "la bolita"...
Besos.

beker dijo...

Yo también pensaba que era algo asi como "vocacional", pero a veces dudo de ello. Esta semana veo un reportaje televisero, se vende pueblo en Asturias, entrevistaron a los dueños, le preguntan por la gente que se ha interesado por la cosa, llamó un señor de USA preguntando si el pueblo tenía alcalde, quería ser político... un abrazo

Carlos Bentabol dijo...

COMO DICEN, LA DEMOCRACIA ES LA MENOS MALA DE LAS POSIBILIDADES DE GUIAR UN PAIS, LO MALO ES QUE EL FINAL ES UN SER HUMANO, CON SUS VIRTUDES Y DEFECTOS, QUIEN NOS GOBIERNA.
DEBERÍA EXISTIR UNA CLASE DE SER HUMANO SUPERIOR A TODO ESTO, QUE LO HICIERA.
PERO ESTO ES OTRA UTOPÍA, DE LAS MUCHAS QUE NOS GUSTARÍA QUE EXISTIERAN, .... MIENTRAS TANTO SEGUIREMOS AGUANTANDO DIRIGENTES...HUMANOS.....

Inga Luv dijo...

Ahí la parte teórica. La practica conlleva injusticia, abuso, sangre y en tristes ocasiones -como la que relatas- muerte.

Al menos que lo que le ha ocurrido a este hombre, sirva para algo.

merce dijo...

Une tu blog a Xerezfera:la red de blogs de Jerez.Al margen de ideologías o creencias, queremos reunir todos los blogs de nuestra ciudad en un único espacio, para tener mayor visibilidad y protagonismo

http://xerezfera.ning.com/