lunes, 12 de enero de 2009

No tengo nada que decir

Me suele pasar, cuando abro la creación de entradas al blog me quedo en blanco. Ni una sola idea, como la canción de Serrat: No hago otra cosa que pensar en tí; y no se me ocurre nada. Siento la necesidad de escribir, lo noto, pero otra cosa son las palabras, que no llegan, el tema, hay tantas cosas de que hablar que no me acuerdo de ninguna. Incluso abro mis álbumes de fotos y no sé cual poner, las musas han pasao de mí, andarán de vacaciones. Ni siquiera nací en el Mediterráneo, que fue en el Guadalquivir, mucho menos poético dónde va a parar (ni mucho menos) solo que no llega a Estambul, que se queda en Sanlucar que está en sentido contrario. Eso debe ser, el agua dulce, mucho más sosa, eso sí. Continúo dándole vueltas a la cabeza y nada, que no puede ser, tendré que esperar mejor ocasión, hago tan pocas cosas interesantes que no puedo contar mucho. Será eso, habrá que recorrer el mundo para tener cosas que contar...cuando tenga dinero...viajaré. El año pasado estuve en París, mis bodas de plata, en este mes, con menos frío que este año. Precioso París, para volver de vez en cuando, en todas las estaciones, con dinero eso sí. Nada, no hay manera, estaré condicionado por el título, debí haber escogido otro, con mejores perspectivas, pero ya no tiene remedio, ya escribiré de algo...cuando se me ocurra.

5 comentarios:

El Capitán Escarlata dijo...

Hay la leche!!
me he visto retratado.
¡Que bien haveis descrito la sensación de vacio mental ante la pantalla!. Expresiones

Logan y Lory dijo...

Tranquilo, compañero, hasta los mas ilustres "escribidores" han tenido sequías literarias. Eso nos consuela o al menos nos anima a decirnos, bueno, mañana sabrás que decir.

En todo caso, esta entrada te ha quedado estupenda. :)

Abrazos.

SOMMER dijo...

Oye amigo, me he quedado pensando: cuando estás inspirado debes ser de Pullicer....

Abrazos

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Sois muy amables, no tengo tanto talento, estaba hablando en serio.

caramelosdementa dijo...

Hay días que no hay nada que decir... Gracias por visitarme, me colaré por aquí a leerte... :)