viernes, 23 de octubre de 2009

La riqueza que crean las multinacionales... es para ellos

Estos días se manifiesta Jerez para "impedir" que se cierre una empresa, VICASA, propiedad de Saint Gobain Vicasa que, ligada a la principal industria de esta tierra: el vino, que le dió nombre y fama por ser unos de los mejores vinos del mundo, fueron durante años fuente de riqueza para esta ciudad. Hoy el vino tampoco está en buen momento, gracias a las multinacionales.
Como decía Julio Cesar: Alea jacta est. No tiene salvación, se cerrará sin remedio.
La foto de arriba no es de esta fábrica de botellas de vidrio, (que por cierto no sé si es lo mismo que cristal... por aquello del reciclaje). No, se trata de la azucarera de Guadalcacín, lleva cerrada unos años: dos o tres (siguiendo los pasos de la de Jédula, que la precedió). Es cierto que ya fue traída del norte de España en los años 60, ignoro el motivo, pero cuando la compró Ebro y posteriormente Puleva, y estas se convirtieron en multinacionales, tenía los días contados. A las multinacionales no les importa (un pimiento) ni los trabajadores ni las personas: todo lo hacen por la pasta y los beneficios de los accionistas. Si hay que reducir gastos se van a un país del 3er mundo a pagar una miseria a los trabajadores... (que cabrones).
Ahora la están desmontando, los montones de chatarra sustituyen a las pilas de remolacha; me da pena. A muchos les ha molestado siempre su presencia: malos olores todo el verano y otras cosas, pero en mi caso es donde comencé mi vida laboral: ciento cuatro noches y un día todos seguidos, el verano de mis 18 años: en campaña no se descansaba ni un día. Yo a 8 horas, en el laboratorio de fábrica como pinche, el resto a 12 horas. Fue el último año a dos turnos. Se ganaba una pasta en los 70.
Ahora enseña sus tripas a la intemperie: la enorme Difusión (la más grande de Europa): donde se cocía la remolacha cortada en coseta por los molinos; las Tachas donde cristalizaba el jarabe; los secaderos de pulpa... cada día queda menos de aquella inmensa fábrica de azucar... pronto habrá un enorme solar, y después, seguramente pisos... que pena.

12 comentarios:

El Capitán Escarlata dijo...

Que pena da, cuando desde la Bda. de las flores,... desde el parque nuevo,... veo aflorar ese cadaver industrial,... da que pensar,... la industria del vino pasó y pasa por duros momentos,... cierra Vicasa,... cierran las azucareras y,... desengañémonos,... el caballo solo da de comer a unos pocos en esta ciudad.

¡¿DE QUE VA A VIVIR JEREZ EN LOS PRÓXIMOS AÑOS?!

P Vázquez "ORIENTADOR" dijo...

Enfrente de la azucarera una ciudad industrial crece, desde mi casa he visto también crecer industrias nuevas, no sé a que se dedican... espero que no las compren las multinacionales Capitán.

Logan y Lory dijo...

Desde cualquier punto de este pais, estamos asistiendo sistemáticamente a la destrucción de estos edificios y espacios emblemáticos que han marcado una época, y que se demuelen única y exclusivamente para sacar beneficio del suelo.

En otros paises se potencia de forma especial la arquitectura conservadurista y sí se dota de suelo urbano, pero también se trata de conservar aquello que ya forma parte del patrimonio cultural o popular.

Mucho nos resta por aprender y legislar en materia de protección patrimonial y medio ambiental.

Un abrazo.

Naveganterojo dijo...

Podria terminar tu entrada con la clasica frase,"es el progreso", pero....eso no es el progreso, es el fin de cientos de sueños, de vidas dedicadas al trabajo, de esperanzas, de ilusiones, en definitiva de un futuro dedicado a enriquecer a unos pocos a costa del trabajo de cientos, pero que se sentian "felices y realizados" al terminar su jornada laboral y pensar que al menos ese mes...tambien darian de comer a su familia.
Una verdadera pena, lo lamento de verdad.
Salud y felicidad

Alfonso dijo...

Las multinacionales mandan y gobiernan, y lo peor, es que no podemos elegirlas. Somos suyos. En fin, tocaremos madera por lo de Vicasa, parece que hay todavía un hilo de esperanza.

maracuyá dijo...

La globalización...ah, la globalización...no hay fronteras. Puedo hablar con vos a miles de kilómetros y compartir padecimientos a miles de kilómetros!!! Cómo decía mi admirado Yupanqui Las penas son de nosotros...las vaquitas son ajenas.

Menda. dijo...

En aras del progreso, se destruye la historia.........

belijerez dijo...

Es la vida misma...evolucionamos, cambiamos. Para mi el problema está en el reparto de la riqueza, cosa que las multinacionales ni se plantean.En ciencias empresariales enseñan que hay que tener como mínimo un 16% de beneficio, a partir de ahí cada cualque haga cuentas.
¿De dónde sale el beneficio?
Por otro lado no podemos demonizar, cada uno tenemos una parte de responsabilidad, politica, ciudadana... Alguien comienza repartiendo parte de su riqueza dando el diezmo ¿Adónde irá ese 10%? Me surgen muchas preguntas.

Gracias por comaprtir.

Luis Antonio dijo...

Es cierto lo que dices y comparto los temores que manfiestas, pero es lo que hay. Si se fueran de España las multinacionales instauradas, ¿qué pasaría? La globalización conlleva estas cosas. No digo que haya que resignarse, pero a alguien ¿se le ocurre otra alternativa al capitalismo imperante?

Caperucita dijo...

Las multinacionales no se casan con nadie y van al sol que más calienta….

Se apoderan de todo y dejan con el culo al aire a la pequeña y mediana empresa. Una pena.

Saludos.

Funcionario's blog dijo...

Totalmente de acuerdo. De todos modos, me quedo con esta frase de Gandhi: "Lo más atroz de las cosas malas es el silencio de la gente buena".

Y aquí callan muchos, a saber por qué...

S. dijo...

da pena.
Evolucionamos para destruir.