jueves, 3 de septiembre de 2009

Septiembre...

Ya estamos al otro lado. Ha llegado septiembre, el mes de todos los comienzos, los re-comienzos.
Como el que no quiere la cosa han bajado las temperaturas -volverán a subir, seguro-, la playa parece que no apetece -a los que la tienen cerca-, la arena está fría, el agua también. Los chiringuitos están en silencio, se oyen las olas al llegar a la arena y retroceder -lo puedo ver todo en mi imaginación, que no insitu-.
Los programas de televisión tienden a mejorar -eso espero-. Los políticos, bien morenos, se preparan para el nuevo curso -seguro que suspenden, espero que no-.
Volverá la inspiración para escribir: no es el caso ahora que ando un poco melancólico. Recuerdo, cuando era niño, que lloraba cuando acababa el verano: ya he acabado más de cincuenta... como el que no quiere la cosa... ya no lloro.

21 comentarios:

Menda. dijo...

Yo tampoco lloro por el fin del verano y tengo 20 y pocos....

S. dijo...

ya era hora!
Yo no lloro,estoy deseando que llegue el frio.

Funcionario's blog dijo...

Ya sabes que yo comparto estos mismos sentimientos. Parecen casi calcados.

Un saludo y esperemos que todo vaya a más y a mejor en lo bueno (y su opuesto en lo malo)

laquesuscribe dijo...

Algunos lloramos por volver al cole...

Saludillo

Ronini dijo...

yo ni lloro ni síndrome post vacaional, me encanta esta época del año, volver a la actividad con energía renovada con ganas de dar, con aires de renovación y con ganas del otoño. besos

la jardinera dijo...

Yo no lloro por volver al cole, pero la noche de la víspera no pego ojo. Eso me ocurre todos los cursos. Y sentirlo así me recuerda que sigo siendo una jovencita.

Besos,

Luis Antonio dijo...

Yo no lloro desde los cinco años cuando la maestra me dijo que "los hombres no lloran"...Se me secaron las lágrimas del trauma. Ahora lloro por dentro y te aseguro que las lágrimas son mucho más amargas...

Feliz curso nuevo

El Capitán Escarlata dijo...

Pues,... yo, mi Señor,... con 48 veranos encima,... aún lloro a veces,... ¿Será posible?.

Expresiones melancólicas varias.

cabreada dijo...

La vuelta a la normalidad, a veces se agradece, sobre todo por el calor.
Y llorar no merece la pena.

Naveganterojo dijo...

Pues este menda llora por que no tiene dinero,¿eso vale?.
Amigo, levanta ese animo inmediatamente o me acerco a tu casa y te doy un par de "collejas".
Y de paso te dare las gracias en persona por tus animos y apoyo, pero mientras recibelas virtualmente
Un fuerte abrazo

Equilibrista dijo...

Yo últimamente lloro un poco menos por el fin de verano. Me agrada el verano, pero también me agobia el calor que me aletarga el cuerpo y las neuronas. Eso sí, no puedo evitar la melancolía a finales de agosto cuando el sol parece que se pone con un matiz diferente, con colores más apagados y nostálgicos.

Tengo la suerte de tener la playa cerca y no te creas, ahora el agua está menos fría que en los días de más calor.

Saludos

Alfonso dijo...

A mí el otoño me pone mustio :( prefiero la luz del verano.

CISNE dijo...

El verano es muy bonito...pero tambien cansa...y sobretodo este.
Mi temor es la vuelta de los politicos morenitos...que sorpresa traeran? eso si que es para llorar o temblar....

Allek dijo...

saludos..
te invito a pasar a mi caja..
un abrazo!

Juan José López JARILLO dijo...

Gracias,..bueno..mejor ...GRACIAS(con MAYUSCULAS )

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues nada, se terminará el verano y nos dará motivos para quejarnos de frio en lugar del calor...

... ... ... ... ... ...

Saludos.

maracuyá dijo...

Pero no lloras porque sos mayor? o porque ya no te afecta que se aleje el verano?...y allí mejoran los programas de televisión en el otoño?
Qué suerte, acá son igual de malos durante las cuatro estaciones. Bueno, eso creo, porque no los veo.

Neuroscopetrix dijo...

Benditos septiembres.

Un saludo.

Groucho dijo...

YO SIGO LLORANDO.... MUCHO.
MALDITO FRIO... QUE VENDRA.
SALUD.

eva-la-zarzamora dijo...

Pues yo lloro, aunque cada vez menos, será que uno se va acostumbrando a todo.
Eso sí, por aquí las lluvias ya están cayendo y las que caerán.

Besos

anselmo dijo...

Yo no lloro, solo me cabreo