viernes, 29 de mayo de 2009

Odio las obras




En mi casa estamos de obras: de las de escombro y cemento. Estamos todos medio locos y acabamos de empezar, comenzaremos con ella el verano, espero que acabe antes que él. Además tenemos levante (el viento con más carácter de estas tierras) así que todo el resto (de la casa) está lleno de arena y polvo. Pronto tendré que mudarme, por un tiempo, para no terminar de los nervios, a donde no tengo conexión, ni teléfono siquiera.
Odio las obras, encima el presupuesto estaba mal y es más caro, ya no me puedo echar atrás, solo queda desahogarme con vosotros, cada vez que tenga un rato entraré y comentaré. La inspiración como véis la tengo como las pestañas: con cemento (tiesas).
La foto nada tiene que ver, es para relajarme: La Calita, una playa de la Bahía... en el Puerto de Santa María.

21 comentarios:

cabreada dijo...

Chiquillo, armate de paciencia, y te recomiendo te leas un libro de la editorial papagayo, de esos de risa que se titula: "¿Quién me mandaría a mí meterme en obras?"

eva- lazarzamora dijo...

Animo, corazôn!! Coge una pala y dale a alguien por ahî y te desahogas.
jajaja la inspiraciôn la tengo como las pestañas, tiesas con cemento.
Mira que me has hecho reir...
Pàsate por mi blogg que hablé de Paris y te desorientas un pelîn de tanto follôn.

Un beso de ànimo.
P.S. lo peor de las obras es que se sabe cuando empiezan pero nunca cuando acaban... Armate de coraje mi arma.

S. dijo...

te entiendo perfectamente.Tengo obras en la oficina.Hoy los albañiles me han puesto una pasarela para pasar hacia la calle al ritmo de:"vamos a ponerle un puentecito a la princesa"jo putas se meten en,pero que salaos son...
ánimo y paciencia!

Funcionario's blog dijo...

Siempre había creído que los prosupuestos eran vinculantes para ambas partes.

En fin, ánimo y paciencia. Por eso busco una casa reformada, porque como me tenga que meter yo en reformas vamos listos.

Un abrazo y buen finde,campeón.

Menda dijo...

Aquí, en mis islas hay un refrán que reza 'en obras te veas' y la llamamos la maldición del gomero ( de la isla de la Gomera).
En fin, que una vez acabadas tus obras, tendrás mil anécdotas que contarnos......Algo sacarás de provecho, no crees?

LA CALLE VACÍA dijo...

Ay amigo, a mi me dieron la casa 6 meses antes de terminar la obra y era alucinante estar comiendo y que pasara un tipo con la carretilla por el comedor, y encima se paraba a decirme que tenia buena pinta lo que estaba comiendo..., que te hacia sentir hasta mal por no ofrecerle. Propongo que hagas una colecta entre los que te seguimos...entre todos te puede salir gratis...¡¡¡piensalo!!!
Un abrazo con muchos ánimos y paciencia.

Amig@mi@ dijo...

Ya te has tirado a la piscina, asi que ahora a nadar como un loco para llegar a la otra orilla...
Tomalo con filosofía...
Hay cosas peores ;)
Besos

Logan y Lory dijo...

Trata de sobrellevarlas lo mejor posible y disfruta de esa cala y de la libertad que produce el mar.

Un abrazo.

Luis Antonio dijo...

Te comprendo, lo siento por ti y espero que sobrevivas...

Änimo, no hay mal que cien años dure...

Piensa en lo positivo: mantienes algún que otro puesto de trabajo

Marinel dijo...

Las obras son en verdad odiosas.
Pero no te preocupes,que todo pasa y luego habrá valido la pena.
Respira hondo y ponte imágenes de estas que relajan a tope.
Besos y ánimo.

TortugaBoba dijo...

¿Pero a quién se le ocurre hacer obras en verano hombre de dios??? Vale, a mí también :) Yo no voy a hacer obra propiamente dicha, voy a cambiar un par de muebles del salón, pintar y punto pelota, pero aun así estoy atacá nada más de pensarlo. Qué me jode tener que poner sábanas por todos lados para que no entre el polvillo, ése que va a entrar de todos modos por todas partes.
En fin, búscate un refugio, es lo mejor. Yo ya me he buscado 2, por si me falla uno, tengo otro de repuesto.
¡Beso y ánimo!

Naveganterojo dijo...

Para que estamos los amigos???, ponnos un autocar, paganos la comida el alojamiento y las copas y alli estaremos todos haciendo cemento, y dejandote la casa....(no se yo como te la dejariamos, pero nos lo pasariamos genial,ja,ja,ja).
Animo amigo.
Un abrazo

beker dijo...

Pues nada, directamente a la calita con una nevera, sombrero y buen libro; es la única manera de combatir la maldición esa de "en obras te vea", saludos

Alfonso dijo...

Yo lo que más temo de las obras, es el ruido, más que el polvo y la suciedad. Hace tiempo que en casa no tengo obras, pero las he tenido en el trabajo, y eso del pompón diario te mata. Y mira que trabajo al lado del mar, pero ni por eso te relajas.

Violeta dijo...

estoy de acuerdo contigo odio cualquier cosa que se parezca a una obra...

Fermín Gámez dijo...

Yo mejor tampoco no pienso en obras. Es algo que también me saca de quicio. Así que es mejor refugiarse en imágenes como la de la foto.
Saludos.

María dijo...

¡Hola Fernando!
Mil gracias por tu visita, y por cierto,
¡ siento encontrar tu casa patas arriba...!!!
Comprendo que esté de los nerviso, pero tranqui...pasará todo y luego a disfrutar de las mejoras.
Por cierto, aunque esté en obras me ha encantado tu casa,
Si no te molesta, volveré a visitarte.
Un abrazo

Menda dijo...

Ni loca, que ese es del Opus, ajjajajaja.

CISNE dijo...

Tranqui que todo lo que empieza..acaba.
Si las obras son terribles a poco que hacen te ponen todo perdido...hasta pierdes nervios y paciencia...pero has pensado lo bonito que va a quedar?
besitos

eva- lazarzamora dijo...

Era solo para saber como ibas con lo de las obras... paciencia, ya sabes.

Un beso, de paso. Besucona que es una, ya sabes también.

Anónimo dijo...

Making money on the internet is easy in the underground world of [URL=http://www.www.blackhatmoneymaker.com]blackhat seo software[/URL], You are far from alone if you have no clue about blackhat marketing. Blackhat marketing uses alternative or not-so-known methods to produce an income online.